Mi equipo OSASUNA, mis fiestas SAN FERMIN, y mi Estado NAFARROA-NABARRA-NAVARRA-NAVARRE. Soy Osasunista,sanferminero, y por encima de todo Nabarro, pero de la Navarra Entera - Nafarroa Osoa. En este blog escribiré sobre estas mis pasiones especialmente, pero tambien de otras que se me vaya ocurriendo. Sea política, deporte, etc.. ONGI ETORRI-BIENVENIDOS a mi blog, y espero que lo disfruteis

jueves, 5 de enero de 2017

SE ARMÓ EL BELEN

"Se armó el belén". Es el título de una pelicula de nuestros tiempos, pero que en un dia tan señalado como hoy, con Vasi asumiendo ser el entrenador de Osasuna, pues viene este titulo que ni al pelo.
Esta directiva ya ha perdido totalmente el rumbo, y lo que debería hacer por el bien de Osasuna, es dimitir y convocar elecciones.
Subir a primera les ha hecho olvidarse de lo que tenia que haber sido un proyecto a medio plazo y no a corto, cayendo en errores de tiempos pasados pero muy recientes todavía.
Osasuna tenia que haber dejado a Martin, con independencia de que nos mantuviéramos en primera o no, y pensar en hacer un equipo, que a medio plazo, la plantilla estuviera formada mayoritariamente por jugadores de la cantera y nabarros. Que son todavía muy jóvenes para primera, como queda demostrado en varios, pues estamos un tempo en segunda, que es donde mejor pueden crecer, y no pasa nada por estar en segunda un tiempo.
Pero claro, enseguida se nos suben los humos, y tanto la directiva como una parte de la afición pierden el horizonte, y lo importante para ellos es mantenerse en primera a toda costa aunque perjudique el crecimiento de los chavales. Pos vale, y a esto hemos llegado. Esto es lo que querian. Yo no, este no es mi Osasuna. Y es una pena que la gente piense egoistamente porque solo piensan en estar en primera, no piensan en nada más. Bajemos a tierra, volvamos a ser modestos, porque esa fue la virtud de Osasuna cuando en los 80 subió a primera. Yo quiero volver a esa modestia, prefiero ese Osasuna en segunda, como el año pasado, que este Osasuna en primera. Lástima que no pueda ser presidente, pero lo tendría muy claro.
Recuperemos Osasuna.


viernes, 9 de diciembre de 2016

LA LIBERTAD, UNA ESTRATEGIA PARA GANAR


Joxe Iraurgi, Lekeitio (NABARRA)

Nelson Mandela, un ciudadano libre que marcó una estrategia para ganar, tuvo la visión clara que solo la tienen los grandes líderes de fundar un pais para todos los Sudáfricanos, pudo haberse aprovechado del aislamiento y del desprestigio del apartheid que solo contaba con el 12% de la población blanca, en el último congreso del CNA cuando la mayoria pugnaba por la venganza, él se impuso con la razón y sin odios a favor de la unión de toda la ciudadania para crear una nueva constitución y un nuevo pais entre todos.

Simón Bolivar y Xavier Mina, el primero de ascendencia Nabarra y el segundo Nabarro,fueron grandes líderes y ciudadanos libres, Simón ayudó a varios pueblos de nuestra América a liberarse del yugo colonial siendo su ideal la creación de la confederación de la Grán Colombia.
Xabier Mina después de haber sido gerrillero contra Napoleón, fue pieza clave en la desconquista de Mejico, tanto Simón como Xavier lucharon incansablemente contra el imperialismo absolutista español, este úlimo fue asesinado bajo las órdenes directas del rey absolutista Fernando VII.

Catalina de Fois, Margarita de Nabarra y Juana de Labrit fueron tres reinas de NABARRA libres que reinaron en el siglo XVI, en plena guerra de religión, estas tres maravillosas mujeres influyeron en el renacimiento, basta decir que el mismo Sakespeare dijo aquello de “NABARRA ASOMBRARÁ AL MUNDO” la corte de PAU fue refugio de los perseguidos por la inquisición europea.
En el siglo XVI-XVII una vez perdida la independencia de Nabarra por conquista y genocidio. El primer Estado moderno europeo y cuna de la libertad quedó en hibernación, hasta que una serie de patriotas nabarros nos han desentrañado toda la verdad de las irracionales conquistas realizadas por el imperialismo franco español vaticanista.

En el siglo XXI Nabarra debe de volver a brillar como símbolo de LIBERTAD aportando a la humanidad todo su bagaje histórico reactualizado, recobrando el Estado y la territorialidad con su contrapoder de los Infanzones de Nabarra y la legislación del DERECHO PIRENAICO todo ello reactualizado al siglo en que vivimos.
En el ESTADO NABARRO recuperado caben todos los que quieran ser Nabarros, no importan los credos colores etnias ect, se puede ser de cualquier parte del mundo y Nabarro al mismo tiempo, en síntesis doble y triple nacionalidad sin menoscabo de ningún derecho ciudadano, con la condición “sine cuanon” de que los impuestos se abonen en NABARRA.



jueves, 8 de diciembre de 2016

NAVARROS-NABARRAS ANTE TODO Y POR ENCIMA DE TODO

Esta encuesta es un ZASCA! en toda regla para todos los partidos del arco parlamentario de la Alta Nabarra (Comunidad Foral de Navarra).
Cada uno vive en su egocentrismo sin querer ver el sentimiento real de la ciudadanía navarra. Un sentimiento que cada vez que se hace una encuesta se ve reflejado mayoritariamente. Como la que también pongo del periódico El Mundo hace tres años, más de la mitad de los encuestados, sentimiento solo de nuestra tierra. Cuando discuten que si nacionalidad vasca o española, nadie quiere ver la nacionalidad nabarra o navarra, y el no ver esto, hace que nos tengan a la ciudadanía navarra dividida. ¿Porqué no nos damos cuenta de lo que nos une y no de lo que nos separa? ¿Hasta cuando? Hay que despertar.
Nabarra esna! Navarra despierta!


martes, 6 de diciembre de 2016

NUESTRA CONSTITUCIÓN , SON LOS FUEROS DE NABARRA

Hoy es el dia de la constitución española, pero no de la constitución navarra, los navarros teniamos nuestra propia constitución que son los Fueros, que son nuestras propias leyes emanadas de nuestras propias instituciones. Por esto Navarra no puede ser nunca foral y española, o es foral o es española. Si defendiésemos de verdad nuestros fueros, si los recuperásemos, recuperaremos nuestra soberanía para tomar nuestras propias decisiones en todos los ámbitos.
"Los Fueros en su origen fueron códigos jurídicos que se otorgaban los diferentes consejos vecinales de lo que vendría a ser el Reino para regular la vida diaria y solventar los conflictos que surgían entre ellos y que con la creación del Reino de Navarra pasaron a ser unos Estatutos que limitaban el poder del rey y regulaban las relaciones entre éste y los ciudadanos, por lo que los Fueros fueron expresión del poder originario y del procedimiento para ejercer dicho poder. En palabras actuales, los Fueros eran la Constitución de Navarra."
Nuestra constitución son los Fueros de Navarra, y tenemos que recuperarlos.
NABARRA- NAFARROA - NAVARRA.

SE CELEBRA UNA CONSTITUCIÓN QUE NO ES LA NUESTRA

Este es el día en que los españoles celebran que tienen una Constitución vigente. Una constitución que regula sus derechos y obligaciones.
No es la nuestra. No es el resultado de nuestra evolución política como sociedad libre y soberana. El constitucionalismo navarro echa sus raíces en lo más profundo de la Edad Media, y se hace patente con Sancho VI el Sabio. Ahí empieza nuestro camino como navarros por regular nuestras vidas por nosotros mismos. Ahí es donde ya ponemos por escrito cuáles son nuestros derechos, cuáles nuestras obligaciones, y cuáles los límites del ejercicio del poder estatal.
Tanto en los territorios ocupados como en aquellos que permanecieron libres hasta 1512 de la dominación española, los navarros hemos ido desarrollando nuestra propia Constitución en el poco margen que se nos ha dejado. Constitución que fue derogada en el siglo XIX, en plena Edad Contemporánea. Una constitución que nos fue arrancada por las armas, por la violencia, imponiéndonos leyes, políticas, administraciones y en definitiva una forma de vivir y desarrollarse que nos era ajena. Ni peor ni mejor, simplemente ajena a esta sociedad conquistada. Y por tanto denunciamos hoy la imposición de una Constitución que no es la nuestra, sino que se alza pisoteando aquella que nuestros antepasados defendieron, aquella por la que dieron su vida. Martin Ttipia, Mariscal Pedro, Enrique III, Malataz, Mina, Iriarte y Barricart, todos los navarros que salieron a las calles en la Gamazada, y las innumerables mujeres y hombres anónimos que dieron su vida por la libertad. Libertades más dignas de amor que la propia vida.
En el parte del juicio de guerra a Iriarte y Barricart se lee:
"considerando asimismo por las declaraciones testificales que se comprometió bajo su firma a seguir y llevar a efecto la conspiración que tenía por objeto la independencia de Navarra, cuyo documento confesó el mismo Iriarte haber firmado (…).Condena a la propia pena al comandante del Segundo Batallón de Tiradores Don Pablo Barricart, por resultar justificado: que se mantuvo al frente de su batallón cuando se pronunció la insurrección, y que en vez de contenerla, continuó a su cabeza y vino a Pamplona"
Si creen que los navarros nos hemos olvidado de nuestra sed de libertad es que no nos conocen.
Si creen que desapareceremos como lágrimas en la lluvia es que no entienden lo que tienen ante sus ojos.
- Gaizka Basaldua
6 de Diciembre de 2015

lunes, 5 de diciembre de 2016

LA NABARRA DEL NABARRI

Jon Nikolas Lz. de Ituiño
Autor de “Arquitectura de las naciones” y “El surco de Babel”

 ¿NAVARROS, POR QUÉ Y DESDE CUÁNDO?

El derecho a decidir no es un acto de fe, es un acto democrático. La democracia no es una ciencia infusa sino que corresponde a un principio de libertad, donde el respeto a todas las libertades abre el debate a las distintas opiniones contenidas en la pluralidad. La fe no exige conocimiento, basta con creer lo que alguien dice y seguirle ciegamente; la democracia, en cambio, parte de la necesidad de comprender una realidad para explicarla y llegar a entenderla como solución para lograr el bien común de una mayoría. El conocimiento democrático es el camino al entendimiento.

El título de este escrito no pretende ser provocativo sino ponderado. Una advertencia a ciertos deslumbramientos que pueden cegar la visión clara del conjunto. En definitiva, creo que es importante que la dimensión del árbol no impida ver el interés del bosque que alcanza hasta los orígenes de nuestro pueblo.

El pueblo del euskara, Euskal Herria, sabemos que somos vascones desde la conquista romana. Un nombre gentilicio que los conquistadores latinos aplicaron a las gentes que ocupaban la cubeta del Iberus Flv., HERRIBEHERA, al que su geografía de ocupación denominó AGER VASCONUM. Por encima, hasta las montañas, situaban el SALTUS VASCONUM, un territorio que comprendía los valles altos de AUÑAMENDI, BORTUETA, su Pyrenæus latino.

En un tiempo de confusión inducida resulta que vascos parece que sólo somos las gentes de un territorio periférico occidental y los originarios vascones han pasado a ser NAVARROS, con V bien marcada. En el siglo pasado se acuñó un nuevo gentilicio propenso a seguir confundiendo la realidad antropológica con la doctrina del divide y vencerás. Así fue como mi abuelo paterno, nacido en Biana, era vasco-navarro y, yo mismo, tengo que reconocerme bien como vasco, o bien optar elevando el listón para afirmar con coraje (junto a Mikel Sorauren y otros nabarros) que NABARRA ES EL ESTADO DE LOS VASCOS.

Pero, ¿desde cuándo entran en la historia de Euskal Herria los navarros? Y, ¿por qué se escribe con /V/ si en origen los cronistas del siglo VIII escribieron nabarri, con /B/?

La fecha del año 778 está señalada en la historia por la expedición de Carlomagno, al frente de un poderoso ejército, dirigiéndose a Cæsaraugusta. En la primavera del año 778, después de superar las cumbres de AUÑAMENDI, BORTUETA, Pyrenæus, Carlomagno se apoderó de IRUÑA, Panpelvn. El itinerario descendente desde IRUÑA hacia Medina Saraqusta, Zaragoza, debía seguir por Olite, HERRIBERRI, paso obligado de los carolingios, atravesando el territorio de los Banu Qasi.

Las crónicas de este tiempo son muchas. En los Annales Regii (año 778) se dice: Carlomagno entra en Hispania por dos caminos diferentes; él mismo llega a Zaragoza pasando por Pamplona, mientras otro ejército, con soldados de Burgundia, Austrasia, Baviera, Provenza, Septimania y Lombardía, se le unen en Zaragoza. Carlomagno recibe rehenes de Ibinalarabi, Abutauro y otros sarracenos (Ibinalarabi et de Abutauro et de multis Sarracenis), destruye Pamplona (Pampilona distructa), somete a los hispanos, wascones, y también a los nabarros, y se vuelve a Franconia (Hispani, Wascones sugiugatos et etiam Nabarrii, reversus in partibus Franconiæ). Los textos reconocen un itinerario inequívoco de Carlomagno con el grueso de su ejército, mientras el segundo cuerpo de su armada hacía la tenaza entrando en la Península por los Pirineos-Orientales.

La crónica cita a Hispani, Wascones y Nabarri, tres gentilicios que definen por su lugar de origen a un conjunto de personas que forman colectividades diferenciadas para el historiador franco. Son gentilicios bien definidos. Primero sitúa a los Hispani, en el territorio más oriental de la Girona mediterránea por donde avanzaron las tropas de refuerzo; luego lleva su referencia al camino principal recorrido por Carlomagno a través del país de Wascones y Nabarri, por donde en sentido inverso regresará a Franconia. Para el cronista franco estaba claro que los vascones estaban localizados en la región septentrional de AUÑAMENDI, BORTUETA, Pyrenæus; la Vasconia que los nietos de Carlos Martel habían reducido, desde el LOIRA hasta la cuenca del río DORDOÑA en el año 769, era sabido que tenía su continuidad en la Península. En el pensamiento germano del cronista carolingio los Hispani eran otras gentes, pueblos situados en territorios más orientales.

El itinerario descendente de Carlomagno en su dirección hacia Zaragoza forzosamente tuvo que atravesar el territorio de los muladíes Banu Qasi. Era «el territorio de la gran llanura próxima a los montes»,  NABA HERRI, NABARRI, como corresponde al pensamiento original de las gentes de Euskal Herria. Sin otra referencia que la expresión propia del euskara los cronistas francos difícilmente podrían haber recogido el gentilicio que identificaba a sus habitantes. Gentes que hablaban en el euskara de la población autóctona de HERRIBEHERA, propio del legado histórico de un idioma normalizado entre las comunidades de la gran cubeta del IBAIBEHERA. Sin duda, con la continuidad léxica, la lengua funcional mantenía vivo el pensamiento que se expresaba en euskara.

En el territorio de HERRIBEHERA propio de los nabarri, Carlomagno no encontró resistencia a pesar de que los Banu Qasi, maulas de los Omeyas, mantenían su fidelidad al emir Abd al-Rahman de Córdoba. Ni en la historiografía de las fuentes carolingias, como tampoco en las crónicas musulmanas, existe reseña alguna que contemple algún choque en territorio de los muladíes.

Sin embargo, es con la relación espacio-temporal del contacto de los francos con los muladíes donde se da, por primera vez, la aparición en las crónicas francas del apelativo nabarri. Se refiere a las gentes del siglo VIII, habitantes del AGER VASCONUM, aspecto importante y significativo por lo que representa para la extensión del euskara como lengua funcional en HERRIBEHERA. Esta denominación fue recogida de manera directa por alguien que tuvo contacto presencial con personas de la región mientras Carlomagno se dirigía hacia Medina Sarakusta.

El mismo trayecto tuvo que seguir a su vuelta de Medina Saraqusta, Zaragoza, para dirigirse a IRUÑA, Pampalona. El itinerario obligado después de su fracasada expedición cuando, Carlomagno, recorrió con un cuerpo de ejército más numeroso perdiendo los rehenes recibidos, en su viaje de ida, al atravesar NABA HERRI: en aglutinación NABARRI, la «depresión de terreno entre dos vertientes». Quizá aquellos rehenes recibidos de Abutauro, cuando bajó de IRUÑA en la primavera, fueron quienes ilustraron al cronista confirmándole su condición de NABARRI, habitantes de la gran cubeta del IBAIBEHERA.

Como dice J. M. Lacarra (“La expedición de Carlomagno a Zaragoza y su derrota en Roncesvalles”, 1981): Son los “Anales menores”, los que saben más detalles del viaje de Carlos a Zaragoza, a diferencia de los que podemos llamar oficiales. En su trabajo establece con rigor los pasos y el camino que siguió Carlomagno hasta llegar a Saraqusta (Zaragoza). Allí se encontró con las puertas cerradas por la negativa musulmana a cumplir el pacto de Paderborn sellado el año anterior. En resumen, la conclusión de J. M. Lacarra es convincente: Un análisis detenido de los Anales carolingios nos permite distinguir tres etapas:

a) Llegada a Pamplona y sumisión de la plaza (et adquisivit civitatem Pampeluna). Después de dejar una guarnición de francos en IRUÑA, Carlomagno siguió el itinerario dirigiéndose con sus mesnadas hacia HERRIBEHERA.

b) Presentación de Abu Tauro a Carlos, entregándole rehenes; han llegado, pues, a tomar por primera vez contacto con los musulmanes. Fue en su descenso hacia el *IBAIBEHERA, Ibervs Flv., wãdĩ  Ibru, donde, forzosamente, tuvo que alcanzar Olite, HERRIBERRI, nabarrorum oppidum, plaza fuerte del nabarri musulmán. En esta etapa fue cuando se hizo presente la realidad euskalduna de las gentes que vivían en HERRIBEHERA; gentes del AGER VASCONUM de los romanos vueltos NABARRI con el euskara. Así es como aparece el gentilicio nabarro unido a la presencia de la autoridad de los Banu Qasi en la cubeta del *IBAIBEHERA, Ibervs Flv. latino, wãdĩ  Ibru árabe.

c) Llegada del ejército de Carlos a las puertas de Zaragoza.
Por el orden en que se recorrieron las tres etapas se confirma una cronología y un trayecto del itinerario inequívoco que siguió Carlomagno tras la conquista de IRUÑA. La importancia de que, por  primera vez, el ejército de Carlomagno tomase contacto con los muladíes nabarri cuando avanzaba hacia el IBAIBEHERA demuestra que IRUÑA era ciudad de los vascones. Más abajo, en el inicio de la cubeta de HERRIBEHERA, estaba la ciudad de Olite, HERRIBERRI, nabarrorum oppidum, solar originario de los Banu Qasi. La entrega como rehenes del hijo y el hermano de Abu Tawr al poderoso ejército invasor es la constatación de la alarma y la prudencia de los nabarri ante la evidencia de la fuerza armada de Carlomagno.
Sin el legado histórico del euskara y su valor descriptivo para encontrarnos en la memoria de Euskal Herria, no tendríamos un presente para avanzar hacia un horizonte con futuro.

El exponente más representativo de los vascos es su lengua. La conocida expresión Lingua navarrorum figura en el documento del año 1167, conservado en la Catedral de IRUÑA. NABARRA es la designación que adoptó el viejo reino de Pamplona con Sancho VI el Sabio, como referencia a la lengua extendida a todos los lugares del nuevo Estado pirinaico.

Fuente:  http://ianasagasti.blogs.com/mi_blog/2014/12/la-nabarra-del-nabarri.html


viernes, 2 de diciembre de 2016

FRANTZES DE JASO, DE NABARRO A PORTUGUÉS PERO SIEMPRE VASCO

De nabarro a portugués, pero siempre vasco
Iñigo Saldise Alda

El próximo día 3 de diciembre se celebra un nuevo día de más de la colonial Comunidad Foral y española de Navarra, coincidiendo con la festividad cristiano-católica de San Francisco Javier.
San Francisco Javier nació el 7 de abril de 1506 en el Estado de Nabarra y su nombre original fue el de Frantzes de Jasso. Miembro de una familia noble, era hijo del presidente del Real Consejo de Reino de Nabarra, Juan de Jasso y de la que posteriormente firmaría como la triste María de Azpilkueta. A su vez era hermano de Magdalena, Ana, Miguel y Juan. Estos dos últimos fueron destacados combatientes por la libertad de la Patria nabarra. Por tanto, no cabe ninguna duda de cuál era su nacionalidad.
Durante la guerra de Nabarra comprendida entre los años 1512 y 1530, sus hermanos Miguel de Xabier y Juan de Azpilkueta atacaron en el año 1521 el castillo que había construido el rey español Fernando II de Aragón en la Iruñea ocupada y sojuzgada. Esta fortaleza española en el corazón de Nabarra fue defendida por las tropas invasoras españolas, entre las que se encontraba un soldado con rango de capitán, Iñigo López de Loyola o de Recalde. En el transcurso del combate cayó herido y fue enviado a su Azpeitia natal por los propios caballeros nabarros que le habían herido, una vez liberada la capital del Estado de Nabarra. Allí se recuperaría de sus heridas abandonando posteriormente su vocación militar, sustituyéndola finalmente por la religiosa.
Con la ocupación española asentada en el Reino de Nabarra tras la debacle de la batalla de Noain, este se traslada a estudiar a la Universidad de Sorbona de París en el año 1525. Allí coincide con Iñigo de Loyola con quien finalmente fundaría la Compañía de Jesús, más conocida como los jesuitas. Pero antes de formarla sus discusiones se centraron en la política, pues uno era nabarro y el otro español. Indiscutiblemente ambos poseían una cultura común, como así lo demuestra el idioma que utilizan en sus debates, que no podía ser otro más que el euskara o vascuence, vamos la lingua navarrorum.
En París definitivamente, Iñigo siendo ya Ignacio convence a Frantzes de su proyecto religioso, lo que les lleva a presentarse en el año 1537 por primera vez ante el Papa, emperador de Roma o Jefe Supremo de la Religión Cristiano-Católica; esto fue tres años después de realizar votos de castidad junto a sus hermanos de la Compañía de Jesús. Ese mismo año es ordenado sacerdote. Posteriormente y ante un viaje frustrado a Tierra Santa por la guerra existente entre la República de Venecia y el imperio Otomano de Turquía, Frantzes ya como Javier, le pide al Papa permiso para ir de misionero.
Pero en lugar de elegir ir bajo pabellón español, Francisco de Javier parte a Lisboa en el año 1540. Su itinerario le hace pasar por Azpeitia, pueblo natal de Ignacio, para entregar unas cartas de éste a la familia. Evita intencionadamente pasar por Xabier, donde fue “desahuciado” por los españoles a los 10 años, tras ser desmochado su hogar, el castillo familiar, y su foso rellenado el año 1516 por orden del Cardenal español Cisneros. Sus viajes le llevarán hasta Japón, muriendo en una lengua desconocida para el chino Santa Fe, un 3 de diciembre del año 1552 en una pequeña isla de la China imperial.
Frantzes de Jasso nació nabarro y podemos afirmar decir que murió como portugués bajo el nombre de Francisco de Javier, pero nunca dejó de ser vasco. Así podemos deducir de la relación que tuvo con el también vasco Iñigo de Loyola, el cual nació como castellano, es decir español, y murió como tal en Roma en el 1556.
Detrás de un viaje espiritual más allá de sus misiones religiosas, Frantzes cambió su nombre por Francisco, sin dejar nunca de ser vasco, cambió incluso su nacionalidad nabarra por la portuguesa. Eso sí, nunca por la española, ya que él sufrió la violencia y sanguinaria acción militar española contra los suyos y el resto de nabarros.